Natsu, gatito atigrado en adopción

Natsu, gatito atigrado en adopción

Natsu ya está adoptado, pero hay otros gatitos en adopción esperándote:
Oh, mi dulce niño del verano… ¿Qué puedes saber tú del miedo? El miedo es para el invierno, cuando cae la nieve y lo cubre todo…
Y así, cual vieja tata, os introducimos en la historia de Natsu un gatito en adopción, un niño del verano (y de ahí su nombre, verano en japonés).

¿🆀🆄🅴 🅿🅰🆂🅰 🅴🅽 🅻🅾🆂 🅿🆄🅴🅱🅻🅾🆂?

Mucha gente que habitualmente vive en la ciudad llega a veranear al pueblo y ohhh ¡Mira qué gatitos tan monos! ¡Vamos a comprar pienso (en el mejor de los casos) y a ponerles de comer! Y así, día tras día, los bebotes se vuelven más confiados y aprenden rápido donde pueden conseguir comida. Y pasa una semana, y otra, y otra más y algunos hasta empiezan a confiar en las persona que les rodean y piden mimos. Pero el verano se acaba, la gente regresa a la ciudad, y los gatitos quedan atrás olvidados.
Y lo que se hizo con la mejor de las intenciones se convierte en su condena, porque llegan a la época más dura de su vida sin tener ni idea del mundo real ni de lo que les espera. Los meses de abundancia, en los que tenían que haber aprendido a cazar y buscar refugio quedaron atrás… las temperaturas caen y con ello las opciones de alimentarse, y estos pequeños siguen acudiendo a los comederos ahora vacíos… Y tienen hambre, y buscan en otros humanos la comida… Pero seamos realistas, la mayoría mueren cada año en parte, un poquito por culpa nuestra. Esto por no hablar de los que directamente los meten en casa tres meses y después los abandonan allí… Porque es muy bonito tener una bolita peluda y simpática en casa, pero no es un juguete que abandonar después a su suerte, o buscar protectoras el día antes de volver a casa (que pasa cada septiembre, y qué malas somos las protectoras que no tenemos ni un hueco donde meterlos).

Natstu

Natsu es uno de esos pequeños, que tuvo la suerte de encontrar a Cristina, que lo tiene acogido en un baño minúsculo. Porque cuando quieres, puedes, y que acogeremos en cuanto tengamos una habitación para él o tenga las pruebas para juntarlo con los demás.
Puedes darle una oportunidad a este gatito en adopción, escribiéndonos a adopciones@lagatera.org
Y si, los ayuntamientos deberían responsabilizarse de tener un control ético de colonias mediante el método CES/CER, y seguiremos luchando por ello, pero eso no quita nuestras responsabilidades individuales, y que hay muchas y muy diversas formas de ayudar a las pequeñas asociaciones que están hasta el cuello dejándose el pellejo día a día en una labor invisible, no pagada ni tan siquiera financiada, y encima, donde todo el mundo pide ayuda (no siempre de buenas maneras) pero muy pocos son los que tienden una mano.
Síguenos en facebook:

Leave a Reply