Neo

 

Este bellezón blanco (con alguna manchita rubia) fue la víctima en la separación de sus dueños.

Ninguno de los dos quería hacerse cargo de él.  Así que cuando dejaron su casa, le echaron a la calle… Una vecina nos llamó y lo hemos recogido, aun cuando apenas teníamos sitio para él. Pero no podíamos dejarlo en la calle.

El primer día estuvo muy asustado, no entendía porqué de repente estaba en un sitio que no era su casa. Sin embargo, hemos descubierto que es un gato extremadamente mimoso, al que le encanta jugar y tumbarse encima tuyo a recibir mimos.

 

¿Quieres darle una segunda oportunidad? Ponte en contacto con nosotros en adopciones@lagatera.org

También puedes apadrinarlo pinchando AQUÍ 

 

Neo ha encontrado un hogar en el que disfrutar junto a Sauron. Estamos seguras de que va a ser muy feliz.

 

 

 

 

Share This:

Leave a Reply